Smart Hospitals header

oct 19, 2022

¿Cómo será el hospital inteligente del mañana?

Tempo de leitura previsto: 7-9 minutos

A medida que la asistencia médica se digitaliza cada vez más, gran parte de la atención que hoy se presta en los hospitales se trasladará al hogar y a las diferentes comunidades. Al mismo tiempo, los hospitales seguirán desempeñando un papel fundamental en el sistema de salud del futuro, utilizando tecnologías inteligentes para proporcionar el máximo nivel de atención aguda y especializada a los pacientes más enfermos y complejos. Combinando el poder de los datos, la IA y el IoT con el diseño centrado en el ser humano, los hospitales pueden mejorar la eficiencia operativa, ofrecer excelencia clínica y crear experiencias fluidas para los pacientes dentro y fuera del hospital.

Ningún paciente quiere acabar en el hospital. Pero cuando lo hace, quiere que su experiencia sea lo más fluida, cómoda y tranquilizadora posible, con mínimas esperas y retrasos. Los médicos y el personal de los hospitales, por su parte, quieren centrarse en ofrecer la mejor atención posible al paciente, sin tener que atascarse en tareas administrativas o tener que recopilar manualmente los datos del paciente.

 

La realidad es que, a pesar de los impresionantes avances en la innovación médica, la atención hospitalaria actual está plagada, con demasiada frecuencia, de desconexiones e ineficiencias que se interponen en el camino hacia experiencias y resultados óptimos.

 

La sobrecarga de información es un problema importante, ya que el 55% de los responsables de la atención médica que participaron en el informe Future Health Index 2022 de Philips expresaron su preocupación por el hecho de que su personal esté abrumado por el volumen de datos de que disponen [1]. Esos datos suelen estar encerrados en silos, lo que dificulta su uso eficaz. El agotamiento de los profesionales de la salud sigue aumentando, y el principal responsable es el exceso de trabajo administrativo [2]. Los responsables de los hospitales se enfrentan a una creciente escasez de personal cualificado y a un aumento de las tasas de agotamiento, lo que les lleva a plantearse cómo pueden mejorar la retención y la satisfacción del personal [3].

 

La ineficacia también tiene un coste económico en una época en la que los hospitales operan con márgenes muy estrechos. En EE.UU., por ejemplo, se calcula que el 25% del gasto médico se malgasta por problemas como el retraso en el alta, las malas transiciones de la atención y la gestión de los activos [4].

 

Mientras tanto, los pacientes buscan formas más sencillas de programar sus citas en el hospital y de acceder a sus datos sanitarios generados en todos los entornos asistenciales. De hecho, el 95% de los pacientes de entre 18 y 34 años afirman que cambiarán de proveedor de salud si la experiencia digital no satisface sus expectativas [5].

Modernizar la atención hospitalaria para la era digital

 

Ante estos retos y exigencias, los hospitales que aprovechen todas las posibilidades de la transformación digital estarán mejor posicionados para ofrecer experiencias y resultados asistenciales superiores, al tiempo que eliminan las ineficiencias de sus procesos, para ayudar a los profesionales sanitarios a operar al máximo de su capacidad y recuperar la alegría en su trabajo.

 

Los gobiernos de todo el mundo también reconocen la necesidad de modernizar la atención hospitalaria. Por ejemplo, en Alemania, la Ley del Futuro de los Hospitales, que entró en vigor en 2020, ha puesto a disposición 4.300 millones de euros de financiación para nuevas infraestructuras e iniciativas hospitalarias digitales. Países como China, Japón y Singapur también están apostando fuerte por las tecnologías IoT, la IA y la robótica para mejorar la calidad de la atención hospitalaria y aliviar la escasez de personal.

 

Entonces, ¿qué es exactamente lo que hace que un hospital sea inteligente y esté preparado para el futuro?

 

Un hospital inteligente, tal y como lo concebimos, conecta a las personas, los datos y la tecnología de forma inteligente para (1) mejorar la eficiencia operativa, (2) avanzar en la excelencia clínica y (3) crear experiencias fluidas para los pacientes antes, durante y después de las visitas al hospital, todo lo cual debe estar respaldado por (4) nuevas capacidades para crear una cultura de innovación y mejora continuas.

 

En este artículo nos centraremos en los tres primeros aspectos, ya que el cuarto merece un artículo propio.

Smart hospital principles

Los hospitales inteligentes utilizan la automatización para centrarse en la atención al paciente

 

Una de las mayores oportunidades que ofrecen las tecnologías inteligentes, como la IA, es la de automatizar gran parte del trabajo manual que desgasta a los médicos y al personal. Al dotar de inteligencia a los sistemas y dispositivos médicos, también resultan más fáciles de usar para el personal menos cualificado, lo que hace que los hospitales dependan menos de los escasos especialistas sin comprometer la calidad y la seguridad del paciente.

 

Por ejemplo, en el campo de la imagen por resonancia magnética, la tecnología de detección inteligente y sin contacto con el paciente, puede comprobar automáticamente si la posición del paciente es correcta y controlar su respiración, lo que permite que la configuración de los exámenes rutinarios de resonancia magnética se realice en menos de un minuto, incluso para los operadores menos experimentados, al tiempo que les ayuda a vigilar al paciente. Además, los sistemas inteligentes con IA pueden sugerir el protocolo más adecuado para cada examen de RM, acelerar la adquisición de imágenes y automatizar la planificación, la exploración y el procesamiento del examen.

 

El objetivo de estas innovaciones no es eliminar al personal clínico y técnico del circuito. Se trata de dotarles de inteligencia procesable al alcance de su mano, con soluciones profundamente integradas en sus flujos de trabajo y diseñadas para aumentar sus capacidades. Esto significa menos tiempo para resolver la configuración de los equipos y más tiempo para interactuar con el paciente.  

Operational efficiency

Otra fuente frecuente de frustración e ineficacia que la automatización puede ayudar a resolver es la falta de información en tiempo real sobre la ubicación y utilización de los activos. Por ejemplo, más de un tercio de las enfermeras pierden hasta dos horas por turno buscando equipos médicos perdidos, como bombas de infusión móviles [6].

 

Las soluciones de seguimiento y localización -que utilizan etiquetas físicas combinadas con tecnologías como WiFi, Bluetooth Low Energy, infrarrojos o identificación por radiofrecuencia- pueden ayudar al personal a encontrar el equipo más cercano con mayor rapidez y proporcionar información sobre su utilización. Gracias a un sistema de localización en tiempo real de este tipo, un hospital holandés consiguió identificar el potencial de ahorro del 20% en los tiempos de búsqueda de activos y de un millón de euros en inversiones en equipos gracias a unos índices de utilización más precisos [7].

 

Como siguiente paso, los datos de localización en tiempo real pueden mejorarse con otra información sobre el estado y la utilización de los equipos, que los dispositivos inteligentes y conectados pueden transferir directamente vía WiFi. Por ejemplo, cuando un dispositivo necesita reparación o mantenimiento, se puede activar una orden de trabajo automática en el sistema de gestión de mantenimiento del hospital en función de los cambios en el estado y/o la ubicación del dispositivo, lo que permite un flujo de trabajo más ágil y la reducción del tiempo de inactividad.

 

El seguimiento de la ubicación en tiempo real también puede utilizarse para seguir a los pacientes a lo largo de su trayectoria asistencial, por ejemplo, a su paso por el servicio de urgencias. Esto puede ayudar a responder a preguntas como: ¿Cuánto tiempo pasan los pacientes en la sala de triaje? ¿Cuánto tiempo tienen que esperar para su examen radiológico? Los primeros proyectos piloto han demostrado que esta información en tiempo real, integrada con los datos de otros sistemas hospitalarios como el RME, puede ayudar a los administradores a gestionar el flujo de pacientes en el servicio de urgencias, así como a optimizar la utilización de equipos y camas [8].

 

Con el tiempo, estas soluciones de seguimiento y localización evolucionarán hasta convertirse en plataformas de IoT para toda la empresa, lo que permitirá a los centros de mando centrales gestionar las transiciones de la atención de un entorno a otro basándose en información precisa y en tiempo real sobre los pacientes, las camas y los equipos. Junto con el análisis predictivo, esto puede ayudar a los hospitales a prever y prevenir los cuellos de botella en el flujo de pacientes antes de que se produzcan, reduciendo así las esperas y los retrasos en todo el hospital y garantizando el alta oportuna para el seguimiento en casa.

 

En última instancia, imaginamos el hospital inteligente como un sistema totalmente interconectado e inteligente que puede adaptarse dinámicamente en el momento, haciendo que el personal y los equipos estén disponibles donde más se necesitan, por ejemplo, cuando se produce una catástrofe o un incidente local. Teniendo en cuenta los retos logísticos de la pandemia de COVID-19, esto ayudará a los hospitales a ser más resistentes ante futuras crisis.

Los hospitales inteligentes integran los datos de los pacientes para impulsar la excelencia clínica

 

Al igual que las tecnologías inteligentes pueden aportar más información, previsibilidad y eficiencia a las operaciones hospitalarias, también pueden ayudar a los médicos a gestionar un creciente aluvión de datos de pacientes, a menudo desconectados, para apoyar un diagnóstico y una atención de precisión más integrados y eficientes.

 

Por ejemplo, la atención al cáncer. A medida que avanzamos en el conocimiento del cáncer, los médicos disponen de cada vez más información sobre el paciente, como imágenes médicas, informes patológicos, genómica y resultados de pruebas moleculares. Reunir toda esa información manualmente puede llevar mucho tiempo y también es propenso a errores.

 

En colaboración con nuestros socios de innovación clínica, entre ellos el Hospital Universitario Karolinska de Suecia, hemos desarrollado cuadros de mando digitales que integran automáticamente la información de los pacientes procedente de distintas fuentes para la toma de decisiones en colaboración. Como resultado, hemos podido mejorar la eficiencia de las reuniones multidisciplinarias de la junta de tumores en el Hospital Universitario Karolinska mediante una reducción del 24% del tiempo empleado por caso de paciente, sin comprometer los resultados [9].

Oncology tumor boards

Del mismo modo, en los cuidados agudos y postoperatorios, estamos invirtiendo mucho en soluciones de gestión de la atención al paciente que puedan integrar los datos de dispositivos de monitorización y luego filtrar esos datos de forma inteligente para su uso clínico. Con una lista cada vez mayor de tareas que compiten constantemente por la atención, las enfermeras y los médicos no tienen tiempo para revisar grandes cantidades de datos dispares. Necesitan información oportuna y contextualmente relevante sobre la que puedan actuar en los momentos críticos que importan. Por ejemplo, al ser pionero en el uso de puntuaciones automatizadas de alerta temprana que detectan los signos de deterioro del paciente en la sala general, un hospital pudo reducir el número de eventos adversos graves en los pacientes en un 35% [10].

 

En el hospital inteligente del futuro, veremos cada vez más parches inalámbricos -o incluso sensores sin contacto y basados en la luz- que permitirán la monitorización del paciente en todo el hospital. Los dispositivos móviles conectados reducirán la dependencia de los equipos de cabecera, haciendo que los equipos de atención sean más flexibles para desplazarse según las necesidades. La monitorización basada en avatares puede reducir aún más la carga cognitiva al integrar los datos del paciente de forma muy visual, proporcionando una visión general de su estado de salud. Todo ello se complementará con la orientación y el asesoramiento a distancia por parte de especialistas altamente formados en centros de trabajo centralizados; un modelo que ya ha demostrado su valor en las tele-UCM y que también podría servir de apoyo al personal de áreas de menor gravedad, como la sala general.

Eicu

Los hospitales inteligentes diseñan experiencias integrales para los pacientes

 

Con las tecnologías inteligentes que ofrecen tantas posibilidades para optimizar la atención hospitalaria, es la capacidad de crear experiencias fluidas para el paciente a lo largo de su recorrido asistencial lo que, en última instancia, lo une todo. Y en el sistema sanitario inteligente del futuro, ese viaje comienza mucho antes de que el paciente entre en el hospital.

 

El autodiagnóstico digital puede ayudar a los pacientes a evaluar sus síntomas y determinar el siguiente paso. La autoprogramación en línea les permite reservar una cita con la misma facilidad con la que reservarían un taxi o un vuelo. Y al compartir contenidos educativos con los pacientes por adelantado, ir al hospital ya no tiene que ser un paso hacia lo desconocido. Los pacientes sabrán qué esperar y se sentirán más tranquilos. Los recordatorios personalizados pueden ayudar a garantizar que lleguen a tiempo, reduciendo las ausencias hasta en un 42% [11].

 

Una vez que los pacientes llegan al hospital, una sala de espera virtual les permite registrarse con su teléfono móvil y recibir una notificación cuando el médico esté listo para verlos. La orientación digital puede guiar a los pacientes por el hospital, ayudándoles a llegar a su cita sin estrés.

 

Para los pacientes que tienen que someterse a un examen o procedimiento, las soluciones de experiencia ambiental pueden proporcionar más información y orientación durante la exploración o antes del procedimiento, al tiempo que ofrecen una experiencia audiovisual personalizada que hace que los pacientes se sientan cómodos, incluso los niños pequeños. En las imágenes de RM, se ha demostrado que esto reduce las reexploraciones hasta en un 70%, lo que mejora la eficiencia clínica y la experiencia del paciente [12].

Pediatric coaching

En el futuro, la combinación de la experiencia ambiental con la detección inteligente sin contacto permitirá a los hospitales crear salas y entornos de curación cada vez más adaptables, por ejemplo, ajustando la iluminación o la temperatura en función de los niveles de estrés del paciente. Como resultado, las habitaciones de los hospitales ofrecerán a los pacientes una mayor sensación de confort y bienestar, promoviendo una rápida recuperación y la satisfacción del paciente.

 

Al mismo tiempo, como ya indicamos en nuestro anterior post, la monitorización remota de los pacientes les permitirá reanudar la vida que les gusta más rápidamente, sin ocupar una cama de hospital escasa y costosa más tiempo del necesario. La supervisión clínica de los equipos de atención virtual ayudará a detectar los primeros signos de deterioro de la salud para permitir una intervención oportuna y específica.

 

El hospital inteligente del futuro no estará limitado por muros, sino que ofrecerá experiencias fluidas que seguirán al paciente allá donde vaya, al tiempo que mejorará la eficiencia clínica y operativa para ayudar a los profesionales sanitarios a centrarse en lo que les atrajo de la medicina en primer lugar: ofrecer una mejor atención a los pacientes.

 

Descargue el documento de posición "El hospital inteligente del futuro es un hospital sin paredes" para saber más sobre nuestra visión del futuro de la atención hospitalaria.


Referencias

[1] Informe Future Health Index 2022 de Philips: https://www.philips.com/a-w/about/news/future-health-index/reports/2022/healthcare-hits-reset
[2] https://www.prnewswire.com/news-releases/medscape-physician-burnout--depression-report-2022-shows-pandemics-continued-impact-301465333.html
[3] Informe Future Health Index 2022 de Philips: https://www.philips.com/a-w/about/news/future-health-index/reports/2022/healthcare-hits-reset
[4] Shrank WH, Rogstad TL, Parekh N. Waste in the US Health Care System: Costes estimados y potencial de ahorro. JAMA.2019;322(15):1501-1509. https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2752664
[5] https://econsultancy.com/consumers-expect-digital-services-healthcare-providers/
[6] https://www.nursingtimes.net/archive/nurses-waste-an-hour-a-shift-finding-equipment-10-02-2009/
[7] https://www.philips.nl/a-w/about/news/archive/standard/about/news/press/2020/20201027-philips-introduceert-performanceflow-een-nieuwe-digitale-oplossing-voor-slim-beheer-gebruik-en-aanschaf-van-mobiele-medische-apparatuur.html
[8] https://www.philips.com/c-dam/b2bhc/de/consulting/performanceflow/2021-11_Philips_PerformanceFlow_Whitepaper_Smart_Asset_Management.pdf
[9] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35922094/
[10] https://www.philips.com/a-w/about/news/archive/case-studies/20180315-early-warning-score-reduces-incidence-of-serious-events-in-general-ward.html
[11] https://europepmc.org/article/med/31298628
[12] https://www.philips.com/a-w/about/news/archive/standard/news/articles/2020/20201201-philips-ambient-experience-better-imaging-precise-diagnoses-and-better-patient-care.html

Comparta en sus redes sociales

Temas

Contacto

Henk van Houten

Henk van Houten

Vicepresidente Ejecutivo, Director de Tecnología, Royal Philips

Como director de tecnología de Philips, Henk y su oficina organizan la investigación y la innovación en empresas y mercados para crear soluciones integradas en la continuidad de la atención, habilitadas por tecnologías digitales, sistemas y dispositivos inteligentes. Henk también impulsa la excelencia en software, ciencia de datos e IA.

Follow me on

You are about to visit a Philips global content page

Continue

You are about to visit the Philips USA website.

Entendido
Sean Carney

Sean Carney

Director de Diseño de Experiencia

Sean Carney dirige la organización Experience Design (XD) en Philips, asegurando que las necesidades del cliente informen la práctica de innovación y los flujos de pensamiento de diseño a través de recomendaciones comerciales y clínicas, con la ambición de transformar la atención médica con los más de 700 diseñadores, arquitectos y consultores internos y sus enfoque de pensamiento de diseño colectivo. Desde que se fundó por primera vez en 1925, Philips XD siempre ha sido un campeón del cambio estratégico en Philips. Hoy, bajo el liderazgo de Sean, Philips XD está reinventando y rediseñando el futuro de la atención médica a nivel mundial y desempeña un papel crucial en la transformación de Philips para convertirse en el líder mundial en tecnología de la salud. El éxito de su equipo en impactar positivamente en la vida de los clientes, médicos y pacientes de todo el mundo es ampliamente reconocido con 183 premios de diseño destacados ganados por Philips en 2021.

Follow me on

You are about to visit a Philips global content page

Continue

You are about to visit the Philips USA website.

Entendido

You are about to visit a Philips global content page

Continue

You are about to visit the Philips USA website.

Entendido

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.